Piedra Rodonita - Virtudes de las piedras - Litoterapia - Reino Minerales
piedra rodonita

Características de la piedra rodonita

  • Origen del nombre : Del griego “Rhodon”, que significa Rosa.
  • Grupo de origen : Piroxenoide
  • Composición química : Metasilicato de manganeso, MnSiO3.
  • Sistema cristalino : Triclínico
  • Dureza : Entre 5.5 y 6.5
  • Yacimientos : Australia, Canadá, India, Madagascar, México, Rusia, Sudáfrica, Suecia y EE.UU.
  • Color(es) : Rosa con inclusiones de nubes negras.

Ver productos asociados a la Rodonita

La piedra rodonita, su historia, su origen y su composición, sus propiedades y sus virtudes en litoterapia

La rodonita es una piedra asociada al chakra del corazón, con una gran suavidad que simboliza el amor y el afecto. Descubra las increíbles virtudes de esta piedra en litoterapia…

La historia de la piedra rodonita

En la antigüedad, la piedra rodonita tenía una doble función. Por un lado, era un símbolo emocional. La rodonita fue ofrecida como un regalo para expresar sus sentimientos de amistad al otro. Además, los griegos y romanos consideraban rodonita como un objeto protector. Durante sus viajes, lo llevaban como un amuleto para protegerse de posibles ataques de bandidos. Además, según trabajos que datan del Renacimiento, este mineral ya se consideraba beneficioso en el pasado. La piedra rodonita tenía la reputación de traer alegría, inteligencia y memoria. Su uso también ayudó a preservar su honor.

En Rusia, donde se consideraba una piedra fina, la rodonita era particularmente popular. Los artesanos habían desarrollado una técnica de mosaico que consistía en colocar tiras de esta piedra en varios objetos y joyas. Particularmente apreciada, la piedra rodonita fue usada como elemento de decoración y arte. Aún hoy en día, en los museos rusos y en el palacio de San Petersburgo es posible admirar columnas, obeliscos, jarrones, cuencos, estatuillas y tazas decoradas con rodonita.

Esta piedra semipreciosa también se usaba como material decorativo para objetos más grandes. Así, el zar Alejandro II – emperador de 1855 a 1881 y padre de dieciséis hijos nacidos de diferentes mujeres – hizo construir toda la losa de la tumba de su esposa, María Alexandrovna, en rodonita. Para crear esta excepcional tumba se utilizó un solo bloque de rodonita de cuarenta y nueve toneladas y se dedicaron dieciséis años a terminar el sarcófago, que fue pulido a mano en su totalidad. No fue hasta 1906 que la tumba de siete toneladas finalmente regresó a la Catedral de San Petersburgo.

Origen y composición de la piedra rodonita

El nombre de rodonita proviene del griego rhodon. Esta palabra significa “rosa”. La rodonita puede tener diferentes nombres, como buslamita, cummingtonita, hermanita, hidropite, kapniquita, anfibol manganeso, manganolita, manganeso rosa, paisbergita o silicato sesquimanganoso, entre otros. La rodonita (cuya fórmula química es MnSiO3) es un silicato de la familia de los piroxenoides. Aunque este mineral está compuesto principalmente por manganeso y silicio, también puede contener hierro, magnesio y calcio.

Esta piedra puede tomar varios aspectos. La rodonita aparece en forma de prisma o de tableta. En ambos casos, los cristales que componen la piedra tienen asperezas. Por eso se dice que su sistema reticular es triclínico. El color de la rodonita es más bien rojo, con diferentes tonos según las piedras. La rodonita a veces puede mostrar una luminiscencia roja oscura. Este mineral puede ser translúcido, pero raramente es transparente debido a un brillo que siempre es ligeramente opaco.

La rodonita nace o bien por metomatosis de contacto, o dentro de rocas metamórficas, o dentro de venas hidrotermales (el agua, por lo tanto, no está contraindicada si se desea limpiarla). La rodonita se obtiene mediante la extracción de minerales de manganeso. Sin embargo, es una piedra que raramente se encuentra en su estado puro. La mayoría de las veces, está acompañado de otros minerales. Por ejemplo, en los Estados Unidos, dependiendo de la región, puede asociarse con la calcita y la franklinita o la galaxia y la magnetita. En Broken Hill, en Australia, se asocia con la galena y la espesartina. Además, cada rincón del planeta tiene su propia variedad específica. Por ejemplo, en el sur de los Estados Unidos, encontramos la fowlerita, una variedad rica en calcio y zinc. En China se encuentra un tipo de rodonita con un alto contenido de calcio, la hsihutsunita. La rodonita se encuentra en todos los continentes : Brasil, Rusia, Suecia, Taiwán… Incluso se extrae en Francia. La rodonita se encuentra en los Vosgos, Haute-Garonne, Ariège y Altos-Pirineos.

Virtudes y propiedades de la piedra rodonita en litoterapia

Las virtudes y propiedades de la piedra rodonita en el plano mental

La rodonita se utiliza ampliamente en la litoterapia por varias razones. A nivel psíquico y espiritual, tiene muchos beneficios, especialmente en el caso de miedos excesivos y en el amor, a nivel emocional.

Para los más nerviosos, recomendamos el uso de la rodonita para reducir la ansiedad. Puede ser de gran ayuda durante los períodos de examen y en caso de desbordamiento emocional. Gracias a su función calmante, la rodonita es particularmente útil para los adolescentes, que están familiarizados con este tipo de dificultades. La adolescencia es un verdadero torbellino. Para afrontar con serenidad los cambios y los peligros de la vida (los primeros desengaños, la infelicidad, las discusiones con los seres queridos, etc.) se necesita valor y resistencia. La rodonita es por lo tanto un buen aliado. Durante este período difícil, la rodonita también ayuda a estimular el aprendizaje y a controlar el exceso de estrés.

La rodonita es también una piedra vinculada a la energía del corazón. Por lo tanto, es muy popular entre los amantes. Dentro de la pareja, mejora las relaciones, construye la confianza y trae paz. La rodonita alivia los posibles celos de tu pareja. Gracias a su papel protector, aporta ternura y suavidad. Al abrir el espíritu de su portador, promueve las relaciones amorosas. La rodonita es ideal si quiere difundir energías positivas en su pareja, si quiere facilitar la búsqueda del amor o si quiere reforzar los lazos con su alma gemela. La rodonita es también un agente restaurador que ayuda a superar cualquier trauma emocional del pasado, ya sean heridas del alma o del cuerpo. Porque nos permite entender que la venganza es un sentimiento de autodestrucción, la rodonita promueve el perdón. Ayuda a liberar los rencores y la ira relacionados con el pasado, aquellos que han sido internalizados como resultado de la angustia, la vejación o la provocación. En resumen, la rodonita ayuda a resolver conflictos, a curar heridas y a comunicarse de forma constructiva para romper los bloqueos relacionales. A nivel energético, la rodonita corresponde al agua y la luz solar.

Las virtudes y propiedades de la piedra rodonita en el plano físico

También a nivel físico, los beneficios de la rodonita son múltiples. Esta piedra estimula el cuerpo y fortalece el sistema inmunológico. Conseguir una piedra rodonita es, por lo tanto, un medio eficaz de prevención. Además, como ya se ha mencionado, la rodonita reduce el estrés al regular la frecuencia cardíaca. Por lo tanto, la rodonita es la piedra perfecta para los individuos que están sometidos a formas de estrés y a las consecuencias físicas que de ello se derivan (tensión muscular, reacciones cutáneas, problemas digestivos…).

Por último, la rodonita es muy recomendable por su acción sobre las picaduras de insectos y las tensiones articulares. En general, te ayuda a sentirte mejor en tu cuerpo. Refuerza el sistema inmunitario y alivia la tensión. Protege la piel, los músculos y las articulaciones. Gracias a sus propiedades protectoras y calmantes, proporciona una agradable sensación de serenidad en la vida cotidiana.

Las virtudes y propiedades de la piedra de rodonita a nivel espiritual

A nivel espiritual, la piedra rodonita está asociada al chakra del corazón. El chakra del corazón es el punto central de los siete chakras y del pecho, y establece una conexión entre las energías materiales y espirituales, entre la tierra y el cosmos. Su equilibrio es esencial para que las energías fluyan por todos los chakras. Pero el chakra del corazón es también el chakra del amor, la ternura y la sinceridad. Cuando está abierto y sano, este chakra favorece la comunicación con los seres queridos, la benevolencia, la confianza, la cooperación, la alegría de vivir y la paz interior.

A menudo, los bloqueos en el chakra del corazón están relacionados con heridas emocionales como una ruptura o la pérdida de un ser querido. Como resultado de estos acontecimientos dolorosos, su chakra del corazón se cierra y se vuelve sensible, retraído, desconfiado e intransigente. Tiene miedo de confiar, no se atreve a abrir su corazón y está constantemente en guardia. Pero tenga por seguro que el chakra del corazón nunca permanece cerrado de forma permanente. Para abrirla y hacerla brillar, lo único que tiene que hacer es curar sus heridas emocionales. La práctica de la meditación y el uso de piedras suaves y protectoras como la piedra rodonita son un primer paso hacia la curación y el perdón.

La piedra rodonita puede ayudarle a soltar, a abrirse a los demás, a recibir y dar amor. Si puede mantener este chakra equilibrado, se sentirá ligero. Rodeado de sus seres queridos, podrá emitir buenas energías de ternura, consuelo y compasión. Por supuesto, todo este amor y cuidado no hará más que reforzar los vínculos con su familia, sus amigos y su cónyuge.

Piedras y materiales que combinan perfectamente con la rodonita

En el mundo de la joyería, la piedra rodonita suele engastarse en materiales fríos como la plata, el oro blanco o el oro de ley. Los tonos claros son ideales para resaltar los tonos rosados claros de la rodonita. Sin embargo, se encuentra igualmente a gusto en joyas de oro amarillo, oro rosa o vermeil, especialmente si está manchado con inclusiones negras, grises o marrones. Los tonos cálidos le dan un aspecto soleado, lujoso y especialmente elegante.

En la litoterapia, no todas las piedras son compatibles entre sí. En este caso, la piedra rodonita es una piedra blanda que sólo puede combinarse con piedras similares a ella. Para estimular su espíritu creativo, puede llevarla con una cornalina. Para centrar su acción en el chakra del corazón, puede combinarla con un cuarzo rosa o una aventurina rosa. Y finalmente, para reforzar su lado protector, puede llevarla con una labradorita. Todas estas piedras aportan una energía relativamente suave que no sobrepasa la energía de la rodonita.

En cambio, se desaconseja totalmente llevar piedra rodonita con turquesa, malaquita, esmeralda, ónix, turmalina negra u obsidiana negra. Estas piedras son muy poderosas y tienden a absorber la energía de los demás. Además, sus virtudes estimulantes se oponen totalmente a las virtudes calmantes de la rodonita.

¿Cómo mantener y conservar la piedra rodonita?

Cuanto más tiempo pasa, más disminuye la energía de la piedra rodonita. Para preservar su belleza natural y sus poderes originales, debe acordarse de purificarla y recargarla en cuanto sienta un descenso de energía. La purificación de la rodonita puede hacerse con agua, tierra o incienso. El método más sencillo es sumergir la piedra en un recipiente con agua destilada o de manantial durante unas horas. No utilice agua corriente del grifo y no añada sal, ya que podría dañar sus joyas prematuramente. Este ritual de purificación elimina todas las impurezas y energías negativas que se han acumulado en su piedra. La rodonita es una piedra protectora que actúa como un escudo, por lo que necesita un mantenimiento regular para seguir ofreciéndole todos sus beneficios.

Una vez purificada, puede limpiar su piedra rodonita con un paño suave y limpio antes de proceder a la etapa de recarga. Para recargarla, basta con colocarla bajo el sol durante unas horas. Para optimizar este ritual, puede colocar su piedra sobre un cúmulo de cuarzo o sobre una piedra de amatista. De hecho, el cuarzo blanco y la amatista tienen la capacidad de aumentar el poder de otros minerales. Hágalo una o dos veces al mes, y la rodonita le ofrecerá protección durante muchos años.

Simbología de la piedra rodonita

  • Amor y afecto
  • Calmante y protector
  • Elemento : agua.

Tradiciones de la piedra rodonita

  • Griegos y romanos : la rodonita se utilizaba como protección durante los viajes.