Piedra Alejandrita

piedra alejandrita

Características de la piedra alejandrita

  • Origen del nombre : Del zar de Rusia Alejandro II.
  • Composición química : Óxido de aluminio y de berilio, Be (AlO2) 2
  • Dureza : Entre 3,5 y 5
  • Grupo de origen : Crisoberilo
  • Sistema cristalino : Ortorrómbico
  • Yacimientos : Birmania, Madagascar, Sri Lanka, EE.UU., Brasil, Rodesia, Rusia, Tasmania.
  • Colores : Del verde al rojo, pasando por la transparencia bajo la luz a un lado mucho más púrpura.

Ver productos asociados con la Alejandrita

La piedra alejandrita, su historia, su origen y su composición, sus propiedades y sus virtudes en litoterapia

Historia de la piedra alejandrita

La alejandrita se forma a partir de flujos de lava volcánica. Fue descubierta en 1830 por mineros en el Manantial Esmeralda de Tokovaya en los Montes Urales de Rusia. Pero no fue hasta 1842 que el finlandés Nordenskiöld le dio su nombre oficial, en homenaje al zar Alejandro II, que celebraba su cumpleaños en ese momento. Debido a sus variaciones de color que oscilan entre el rojo y el verde, a veces dibujando en tonos más oscuros, dos tonos que recuerdan a los uniformes del Ejército Imperial Ruso, la piedra alejandrita pronto se convirtió en el símbolo de la Rusia zarista, como su nombre. La piedra tuvo tanto éxito, especialmente para hacer joyas para la corte del Zar, que las minas rusas fueron sobreexplotadas y rápidamente agotadas y apareció una escasez. No fue sino hasta decenios más tarde, a finales del siglo XX, que se identificaron nuevos yacimientos en Sri Lanka, en Brasil, en el estado de Minas Gerais, en la República Unida de Tanzanía, en la frontera con Mozambique, y en Madagascar.

Al igual que el ojo de gato, la alejandrita es una variedad muy popular de piedra crisoberilo. Esta gema tiene diferentes facetas cuyos matices pueden evolucionar de un hermoso amarillo transparente a un hermoso amarillo-verde-marrón. Al igual que otras variedades de gemas como la esmeralda o el rubí, dependiendo de la iluminación a la que se exponga, la principal característica de la alejandrita es cambiar de tonalidad según la iluminación, natural o sintética. Cambia de un tono brillante de azul y verde cuando se expone a la luz natural a un rojo púrpura cuando se coloca bajo luz sintética. Esta variación de matices le valió el apodo « esmeralda del día, rubí de la noche ». Se explica por el material del que está hecha esta piedra, a saber, óxido de aluminio, berilio y polvo de cromo. Es, además, una piedra muy dura ya que su índice es de 8,5 en la escala de Mohs.

Este mineral de gran calidad y rareza tuvo un éxito prodigioso con el Maestro Gemólogo Georges Kunz de Tiffany, quien compró una enorme cantidad de él para crear numerosos anillos de todos los tamaños desde finales del siglo XIX hasta principios del siglo XX. También fue particularmente apreciado por los ingleses durante la era victoriana.

Sus principales beneficios fueron identificados durante el siglo XIX. El autor ruso Nikolai Leskov (1831-1895) le otorga en uno de sus relatos cortos el poder de fortalecer la intuición y así ayudar a predecir el futuro. El escritor francés Eliphas Levi (1810-1875), antiguo eclesiástico y gran figura del ocultismo, cree que la alejandrita puede actuar en particular sobre la circulación venosa y arterial. Su popularidad en Rusia no ha vacilado ya que se considera una fuente de imaginación y de creatividad. Gracias a sus cambios de matices, también ayuda a luchar contra la tristeza y los excesos de esta manera, aportando más confianza y esperanza. En el plano físico, se considera que es capaz de mejorar la eficacia del tratamiento en el contexto de las disfunciones físicas o psicológicas a largo plazo. En fin, traería suerte y amor a quien lo lleve. Junto con la perla y la piedra de luna, la alejandrita es una de las piedras de nacimiento del mes de junio.

Origen y composición de la piedra alejandrita

Como la piedra crisoberilo y el ojo de gato, la alejandrita consiste en una estructura cristalina muy particular de tipo olivina. Así, los cationes Be2+ ocupan los sitios tetraédricos mientras que los cationes Al3+ ocupan los sitios octaédricos. Además, las longitudes medias de los enlaces son las siguientes : Be-O = 1 638 Å y Al-O = 1 914 Å.

El color de la alejandrita cambia según la iluminación a la que se expone. Se vuelve azul-verde a la luz del día, rosa-rojo bajo un rayo de luz artificial o gris transparente bajo el neón. Su capacidad para evolucionar del magenta a una sombra entre el verde y el azul claro o a tonos con reflejos amarillos y naranjas se debe a su fuerte pleocroísmo. El pleocroísmo es un principio de la óptica que significa que una piedra tiene la capacidad de absorber varios espectros de luz a lo largo del eje con el que pasan a través de sus diferentes facetas. Esta piedra se llama así tricroica en términos ópticos, es decir, tiene tres tonos secundarios que aparecen según el eje y el origen de la iluminación. Por lo tanto, varía entre los tonos verdes-azules, rojizos o amarillos. También tiene una línea blanca.

Las más bellas alejandritas fueron encontradas en los yacimientos rusos, ahora agotados. Las piedras extraídas de los yacimientos de Brasil no son de calidad equivalente y no siempre varían de tono según la iluminación, que sea natural o artificial. Las piedras de alejandrita más finas pueden venderse a precios más altos que algunos diamantes, dependiendo de su número de quilates y su tamaño. Esta gema también tiene un índice de dureza ligeramente inferior al del rubí o del zafiro. Tiene buena resistencia al calor y a los golpes. Tiene un lustre vítreo y puede parecer transparente o incluso translúcido.

Muy rara, esta piedra es de tipo II, es decir, puede presentar inclusiones visibles de materia líquida o sólida, especialmente cuando su peso supera un quilate. Sin embargo, estas inclusiones no disminuyen su belleza ni su calidad, pero pueden reducir el valor de la piedra. La piedra más grande fue extraída en Sri Lanka y estaba valorada en 1846 quilates.

Virtudes y propiedades de la piedra alejandrita en litoterapia

Las virtudes y propiedades de la piedra alejandrita en el plano psíquico

La alejandrita es una piedra rara que desarrolla en particular las capacidades de compasión y de bondad hacia los demás. Promueve el amor y la ayuda desinteresada, sin expectativas de retorno. También proporciona la fuerza para perdonar a los demás y así liberarse de las heridas y resentimientos que antes eran una fuente de bloqueo. También ayuda a fortalecer la resistencia a las situaciones estresantes. Ayuda a superar todas las dificultades y a entender y manejar mejor las emociones. Gracias a su efecto regenerador, también mejora la capacidad de reponerse después de una dificultad o un fracaso y de dar el coraje necesario para afrontar los cambios. Por lo tanto, puede marcar un nuevo comienzo o una nueva vida. Desde un punto de vista esotérico, ayuda a purificar el alma. Al mismo tiempo, proporciona la fuerza necesaria para superarse a sí mismo y alcanzar sus objetivos. También ayuda a mejorar la confianza en sí mismo.

Debido a sus colores cambiantes, los europeos lo asocian tanto con el amor como con los celos. Este mineral ayudaría a acercar a las almas gemelas, incluso cuando viven separadas, y a fortalecer el amor en la pareja. De hecho, es la piedra que simboliza el 55º año de matrimonio, por lo tanto la estabilidad de la pareja. Los srilankeses e indios lo ven como un mineral que trae suerte, prosperidad y longevidad. Los médiums lo utilizan por su capacidad de desarrollar sus intuiciones y por lo tanto su visión del futuro. Los tibetanos han hecho Vaiduriam, un tipo raro de alejandrita, una piedra sagrada que ayuda a los magos a entender el lenguaje de los pájaros y los animales, mientras que da a la gente común una mayor paz mental y discernimiento.

Es, de hecho, una piedra que favorece la moderación, la prudencia, la justicia, el egocentrismo, la autoestima y la autoafirmación. Por lo tanto, es esencial para aquellos que quieren vivir en armonía, reflexionar sobre sus acciones o dar un paso atrás para analizar las diferentes facetas de un problema. Así pues, puede utilizarse en particular para fomentar el interrogatorio y ayudar a resolver dificultades o a tomar decisiones.

Las virtudes y propiedades de la piedra alejandrita en el plano físico

Esta piedra también tiene muchas virtudes en el plano físico. Así pues, ayuda a preservar el buen funcionamiento del corazón, en particular luchando contra los problemas cardíacos, así como el del cerebro, promoviendo su irrigación. Por lo tanto, protege contra los trastornos cardiovasculares y limita los riesgos en este ámbito.

También ayuda a eliminar el colesterol malo del cuerpo. Apoya las funciones emunctorales del páncreas, del hígado y del bazo. Ayuda a mantener el equilibrio de los sistemas nervioso y linfático. También puede utilizarse para aliviar el dolor localizado en el cuello y los músculos del cuello. También alivia los dolores de garganta. Por último, reduce el estrés y aporta más dinamismo.

La simbología de la piedra alejandrita

  • La espada de la justicia
  • El equilibrio

Las tradiciones de la piedra alejandrita

  • Alejandrita representa la precaución y la moderación, y se asocia con el poder y la fuerza.
  • Representa la justicia inminente.