Piedra Ágata negra - Virtudes de las piedras - Litoterapia - El Reino de los Minerales
piedra ágata negra

Características de la piedra ágata negra

  • Origen del nombre : Del nombre del río “Achates” en Sicilia
  • Grupo : Cuarcitas
  • Composición química : Dióxido de silicio, SiO2.
  • Sistema cristalino : Romboédrico
  • Dureza : Entre 6,5 y 7
  • Yacimientos : Brasil, Estados Unidos, India, Madagascar, México, Uruguay.
  • Color(es) : Negro y estar compuesto por estratos blancos y negros.

Ver los productos asociados al ágata negra

La piedra ágata negra, su historia, su origen y composición, sus propiedades y sus virtudes en litoterapia

Historia de la piedra ágata negra

La piedra ágata negra es una variedad especial de cuarzo como muchas piedras. Se distingue por su brillo vítreo y su transparencia. Se suele encontrar gracias a los volcanes, ya que es la lava que se enfría la que está en el origen de su creación natural. Quizá se pregunte por qué esta piedra se llama « Ágata ». De hecho, su nombre proviene del río siciliano Akhatês. Allí es posible encontrar piedras en grandes cantidades. El filósofo Teofrasto tuvo la idea de darle este nombre. Durante la Alta Antigüedad, la piedra de ágata negra fue valorada por muchas civilizaciones. Se utilizaba principalmente para decorar objetos y joyas. Algunos escritos dicen que el rey Mitrídates poseía 4.000 vasijas hechas con esta ágata negra. En la cultura celta, siempre se asocia a la diosa de la fertilidad por sus propiedades fecundantes. En la Edad Media, las ágatas se colocaban en los cuernos de los bueyes para asegurar una buena cosecha. El ágata, que se forma en la naturaleza, tiene un vínculo particular con el medio ambiente : hace crecer las plantas, protege del veneno y las mordeduras de las serpientes. El nombre de Ágata negra suele recordar al nombre francés Agathe. De hecho, no hay ninguna conexión que conozcamos. Incluso la etimología no es la misma. El nombre Agathe significa valiente y bueno si creemos su término griego « Aghatos », mientras que la piedra de ágata negra toma su nombre de un lugar geográfico.

En la mitología griega, el ágata está vinculada a la diosa Gaia, que vela por la naturaleza y la tierra. Para los romanos, se trata más bien de Aurora, la diosa del amanecer, que está simbolizada por el Ágata. En todas las civilizaciones, el Ágata protege a su portador. Los persas tenían una costumbre para alejar las tormentas y proteger las cosechas : quemar la piedra de ágata. Los romanos transformaban el ágata negra en polvo para curar las mordeduras de serpiente. En litoterapia, el uso del Ágata sigue siendo frecuente por sus numerosas virtudes. Sin embargo, es en la joyería donde más lo encontramos. Es suave y su color no deja indiferente a nadie. En el sector industrial, el ágata negra se utiliza en la fabricación de bolas de molienda y morteros.

Origen y composición de la piedra ágata negra

La piedra ágata negra pertenece a la gran familia de las calcedonias. Se distingue de los demás por su alto contenido en dióxido de silicio. En la escala de Mohs, tiene una dureza que varía entre 6 y 7. Por ello, el ágata negra se considera una piedra fina, pero también dura. Por ello, a los joyeros de todo el mundo les encanta trabajar con este mineral. Su densidad puede alcanzar 2,64 si es de buena calidad. La cristalización rítmica de la piedra ágata negra es la responsable de la aparición de bandas en su superficie. Naturalmente, el ágata se encuentra con un tono gris bastante transparente. Si lo toca, notará rápidamente que es extremadamente blando para un mineral tan duro. Sin embargo, es muy fácil colorear este mineral ya que es especialmente poroso. Artificialmente, gracias a un baño químico, el ágata puede volverse azul, amarilla, rosa o negra.

La piedra ágata negra se forma cerca de los volcanes. Se compone de agua, sílice y varios minerales que le dan un color natural único. Hay grandes yacimientos en China, India, Islandia, Marruecos, Alemania, Rusia, Mongolia, Checoslovaquia y Yemen. Sin embargo, hoy en día, Brasil y Uruguay son los países especializados en la exportación de ágatas. Es posible encontrar ejemplares de varios metros. En Quebec, el Monte Lyall es un depósito abundante. Hace cientos de millones de años, este volcán producía lava constantemente. Esto último se ha enfriado con el tiempo. Las rocas cristalizaron lentamente hasta obtener calcedonia, arcilla verde, cornalina o amatista. Si tiene la suerte de viajar a Quebec, la mina está abierta al público. Puede visitarla e incluso participar en la recogida de piedras.

Virtudes y propiedades de la piedra ágata negra en litoterapia

En joyería, es frecuente asociar la plata y una Ágata negra. El suave brillo de la plata es eficaz para realzar la tonalidad y el brillo de su ágata. Sus rayas destacarán sin que usted tenga que hacer ningún esfuerzo. A los joyeros les gusta trabajar con la piedra ágata negra porque es fácil de cortar. Se puede encontrar en muchas joyas como anillos, collares, colgantes y pendientes. La piedra ágata negra protege a su dueño contra los pequeños problemas de la vida cotidiana. Equilibra el cuerpo y la mente, previene las caídas y elimina los bloqueos energéticos que pueden interponerse en su camino. También tendría un efecto beneficioso para la salud de su portador. Generalmente se asocia el Ágata con el segundo chakra que potencia la creatividad, libera la sexualidad y favorece las relaciones humanas. Atención, puede ser importante precisar que una piedra no puede en ningún caso reemplazar un tratamiento médico si es alcanzado de una patología. Simplemente puede darle alivio y apoyo.

En la litoterapia, seguramente se le dirá que es necesario seguir las afinidades entre su mineral y su natividad. En el caso de la piedra ágata negra, no tiene realmente ninguna preferencia. Puede ser adecuado para todos si se es sensible a su energía y si se mantiene bien. Sin embargo, se asocia esta piedra con el dios Esculapio y el planeta Mercurio. En la astrología china, se dice que el Ágata podría favorecer la vida sentimental de una persona empujándola a amar más.

Las virtudes y propiedades de la piedra ágata negra en el plano psicológico

Desde hace miles de años, la piedra ágata negra es conocida por ahuyentar los pensamientos negativos y, sobre todo, a las personas que te desean el mal. Naturalmente, alejará a las personas que son perjudiciales para su desarrollo personal y para sus proyectos. Si lo lleva como talismán, tiene la posibilidad de estar protegido todo el día. El Ágata negra tiene muchas propiedades a nivel físico, pero también a nivel mental. Tiene fama de ser un antiestrés natural. Canalizará sus emociones y estabilizará su ansiedad. Muchos de nosotros tenemos pensamientos confusos que van por todas partes. Llevar este mineral le permitirá encontrar el equilibrio adecuado. Recupera la confianza en si mismo. Las ansiedades desaparecerán.

Para ahuyentar las pesadillas y conseguir un sueño reparador, puede colocar una piedra ágata negra cerca de la cama, por ejemplo en una mesilla de noche. Recuerda que el sueño es valioso y le mantiene sano a largo plazo. Sólo se necesitan unos minutos para conciliar el sueño gracias a la energía del ágata negra.

¿Cuáles son los poderes asociados a la piedra de ágata negra?

La piedra ágata negra tiene un efecto positivo sobre el chakra del plexo solar. Este último está relacionado con la digestión, las emociones y el equilibrio entre los diferentes chakras de su cuerpo espiritual. Los beneficios de la piedra dependen de su color. Por ejemplo, el Ágata amarilla debe colocarse debajo del ombligo para que funcione. Por el contrario, el Ágata azul equilibra el tercer ojo. Entre los muchos poderes del Ágata están la estabilidad emocional, la tolerancia al aprendizaje y la empatía. Cuando el chakra del plexo solar se estimula adecuadamente, automáticamente se deshace de sus prejuicios hacia los demás. Su cuerpo está ahora en perfecta armonía. Por el contrario, si utiliza y cuida mal su piedra ágata negra, puede llevarse una desagradable sorpresa, ya que las emociones negativas vuelven a su vida.

Las virtudes y propiedades de la piedra ágata negra en el plano físico

Regularmente, descubrimos nuevas propiedades físicas atribuidas a la piedra ágata negra. Hoy sabemos que este mineral es capaz de aliviar los dolores de cabeza, fortalecer los huesos, luchar contra los problemas de la piel, prevenir los mareos y potenciar la fertilidad. Del mismo modo, ayuda a vivir mejor el periodo, a menudo complicado, de la menopausia. En raras ocasiones, puede apoyar a una mujer que sufre dolor de pecho. Todas las ágatas tienen propiedades comunes con alguna sutileza por el color. Los terapeutas suelen utilizar el ágata por sus propiedades curativas. De hecho, ayuda a su portador a relajarse para aflojar sus músculos y así reducir el dolor muscular después del deporte. También alivia la presión sobre las rodillas.

La adolescencia no es una época fácil. Además de los cambios hormonales, el acné puede aparecer en la cara. El Ágata ya ha hecho milagros muchas veces para atenuar estos botones con suavidad. Basta con frotar la piedra en las zonas afectadas varias veces al día para ver un resultado positivo. Gracias a las vibraciones que emite, el Ágata puede mejorar la circulación de los fluidos corporales. La circulación sanguínea se acelera. Esto hace que se sienta con más energía. La respiración se vuelve más profunda y, por tanto, más eficaz. Se siente cómodo en su cuerpo por primera vez en su vida.

¿Qué piedras pueden asociarse al ágata negra?

Para multiplicar por diez los efectos de su piedra ágata negra, puede combinarla con otros minerales. Si busca beneficiarse de sus beneficios protectores y curativos, puede colocarla junto a una Amatista. Esta combinación de piedras naturales ayuda a aliviar los problemas de dentición de los bebés. Si le añade Ámbar, habrá encontrado el trío eficaz.

La energía de un mineral depende de su color y composición. El ágata es en realidad una familia de minerales con diferentes tonalidades. La labradorita tiene una cierta transparencia al igual que el ágata. Puede utilizarla para sustituirla cuando se está purificando y/o recargando. Si los usa al mismo tiempo, le calmará mentalmente y físicamente. La zenitud se apoderará de usted. Su estrés desaparecerá para dejar espacio a la confianza en sí mismo y al bienestar.

Simbología de la piedra ágata negra

  • Desconocido

Tradiciones de la piedra ágata negra

  • India : El ágata negra representa el escudo de protección contra las fuerzas del mal
  • Edad Media : Es la piedra de la discordia.