¿Cómo recargar el cuarzo rosa? - Reino Minerales
cómo recargar el cuarzo rosa

Las piedras de litoterapia absorben tanto las energías negativas como las positivas. Después de un tiempo, es necesario purificarlas para conservar sus propiedades. Esta acción no es despreciable para los propietarios que desean aprovechar las virtudes del cuarzo rosa. ¿Cómo hacer?

Recargar el cuarzo rosa para beneficiar de sus buenas vibraciones.

Considerada la piedra del amor, el cuarzo rosa alivia ahuyentando las malas energías como la ira, la angustia, el miedo, el estrés y el odio. Quienes lo llevan se liberan fácilmente de los recuerdos desgarradores del pasado. Es un privilegiado ante el deseo de empezar de nuevo.

Sus acciones se aplican dentro del cuerpo, pero también en el espacio donde se encuentra. Además, proporciona un sueño reparador con sólo colocarlo en una habitación. Este material despierta la confianza en uno mismo y la alegría interior. De este modo, el portador es más propenso a liberar la atención y el afecto hacia sus allegados, en este caso la pareja, la familia y los amigos.

El cuarzo rosa se lleva más en el Yin, reflejando sensibilidad y suavidad. Por ello, las mujeres y los niños son las personas que mejor se adaptan a sus virtudes.

La frecuencia adecuada para recargar el cuarzo rosa

Todas las piedras siguen un largo viaje a través de países e industrias antes de llegar a su destino final. Varias manos las han manipulado a lo largo de la expedición, desde el momento de la extracción. Por lo tanto, es necesario un reajuste en el momento de la adquisición. Para ello, recargar el cuarzo rosa una vez al mes permite su correcto mantenimiento. Sin embargo, la frecuencia de este mantenimiento depende esencialmente del estilo de vida y del estado de ánimo de la persona que la lleva.

De hecho, las propiedades de la piedra disminuyen a medida que se acumulan las malas emociones de su dueño. Este proceso se produce cuando un problema sigue a otro, provocando un desequilibrio emocional a lo largo del tiempo. Ante tales circunstancias, algunas personas recargan el cuarzo rosa cada semana o incluso cada día, según la magnitud de los acontecimientos. Además, esta técnica de mantenimiento es necesaria después de las sesiones de litoterapia, para eliminar las impurezas resultantes de los trastornos tratados durante la práctica.

La limpieza antes de la recarga

Es preferible purificar el cuarzo antes de recargarlo. La mezcla de agua y sal marina es adecuada para esta piedra no porosa. Ni que decir tiene que la suavidad del agua sumada a la autenticidad de la sal llena de pureza este mineral. Entre 30 minutos y una hora son suficientes para purificar el cuarzo rosa adecuadamente. El abuso de esta técnica puede comprometer la estética del material, haciendo que pierda color.

Existe una segunda opción que consiste en utilizar el ritual de fumigación con salvia, cedro o palosanto. El incienso podía sustituir a estos materiales, si la piedra era poco solicitada. En este caso, las ondas perjudiciales que absorbe la piedra no son muy significativas. Además, una simple exposición al humo durante unos minutos es suficiente para limpiarlo.

Los preparativos necesarios para una buena recarga

Una piedra de litoterapia entra en simbiosis con su portador. Detecta las expectativas de estos últimos y reacciona en consecuencia, en función de sus capacidades. Esta corriente sólo fluye si el lugar de carga es adecuado. Si el proceso se lleva a cabo en una casa, hay que procurar que la habitación esté bien ventilada, limpia e iluminada. Una música suave sería beneficiosa para el cuarzo rosa, de una delicadeza incomparable.

En ausencia de incienso, también es posible añadir flores. El objetivo de estas predisposiciones es crear un entorno zen. Sin embargo, un entorno natural representa el mejor compromiso posible. Piedra de la creatividad, el cuarzo rosa está plenamente dotado de recursos en este marco. Recargar un cuarzo rosa significa devolverle todo su potencial. Por lo tanto, el propietario debe estar en plena forma, tanto física como emocionalmente, para una mejor coherencia entre el cuerpo y el corazón.

Las fuentes de energía que se utilizarán

El primer método de recarga requiere la luz de la luna en las noches de luna llena. El cuarzo se carga de energía positiva al enterrar las malas vibraciones en la tierra. Para ello, es imprescindible que se coloque en el suelo. La luz del sol produce el mismo efecto. Sin embargo, una exposición demasiado prolongada a la radiación directa sigue siendo perjudicial. Para remediarlo, es preferible protegerlo con un velo blanco.

Otras piedras tienen virtudes purificadoras, como la geoda de amatista y el cúmulo cristalino. El cuarzo rosa se recarga en al menos un día cuando se coloca sobre una de estas masas minerales huecas.

Productos relacionados :

Deja una respuesta