¿Cómo meditar con cristales y minerales? - Tendencias - LitoSfera

Volver a centrarse en lo esencial, favorecer la circulación de los fluidos energéticos, desbloquear los bloqueos físicos y psicológicos : la meditación es una magnífica oportunidad para acceder a un conocimiento profundo de uno mismo, y más generalmente a un verdadero bienestar emocional. Si las piedras se utilizan habitualmente en litoterapia, ¿sabía que también tienen su lugar en la práctica de la meditación? Aquí tiene información que le explica concretamente cómo meditar con cristales y minerales.

¿Por qué utilizar cristales y minerales para meditar?

Para entrar más fácilmente en un estado de meditación

Nuestro cuerpo está formado por diferentes canales -los nadis- que contribuyen a la circulación de la energía vital. Cuando estos están desordenados, suele producirse un desequilibrio emocional. Al facilitar la purificación de estos canales energéticos, ciertos cristales o minerales nos permiten alcanzar más rápidamente un estado de relajación y serenidad. Entre ellos, el cristal de roca resulta ser un aliado de elección para entrar en la meditación.

Para liberar sus chakras

En el cruce de varios nadis se forma un centro energético, a menudo comparado con una rueda giratoria, llamado chakra. Tenemos 7 chakras principales, distribuidos a lo largo del eje vertebral. Al igual que los canales de energía, los chakras cerrados son señal de un bloqueo que suele repercutir en la salud física o mental. ¿Cómo pueden ayudarle los cristales y los minerales? Solamente hay que elegir una piedra asociada al chakra bloqueado y colocarla en la zona correspondiente del cuerpo durante la meditación : esto estimulará su apertura y restablecerá gradualmente la armonía energética.

Para emitir una intención

Las piedras también son capaces de recibir las intenciones que les dirige. No dude en plantearles las preguntas que le rondan y acoja las respuestas que le vengan a la mente. Algunos cristales o minerales específicos son conocidos por aportar lucidez y clarividencia, que a menudo faltan cuando surge un problema.

Cómo meditar con cristales y minerales en 4 pasos

Elegir la piedra adecuada

Aunque cualquier piedra puede ser objeto de meditación, hay que entender que cada piedra tiene sus propias cualidades intrínsecas, por ejemplo, actuando sobre un chakra específico. Para liberar los bloqueos energéticos, primero hay que identificar la fuente, y luego elegir un cristal o mineral adaptado a su situación.

Purificar y recargar la piedra

Antes de iniciar una meditación con un cristal o mineral, no olvida purificarlo y luego recargarlo. De hecho, antes de que llegue a sus manos, está impregnada de una historia y unas responsabilidades que le son desconocidas. Por lo tanto, es probable que contenga energías negativas que debe eliminar imperativamente. Existen varios métodos de purificación en función de la naturaleza de la piedra : agua, sal, fumigación. Del mismo modo, la recarga puede hacerse a la luz del sol o de la luna, a veces en un cúmulo de cuarzo.

Colocar correctamente su piedra

Probablemente se pregunte cómo meditar eficazmente con cristales y minerales para obtener todos los beneficios. En general, se aconseja sostener la piedra en la mano izquierda : está más conectada con el mundo interior. También puede dejarla caer directamente sobre su chakra asociado para una acción más específica.

Escuchar sus sentimientos.

A continuación, comience su sesión de meditación. Concéntrese en las vibraciones de la piedra que resuenan en todo su ser. Imagine que vierte una corriente de energía, como un río, que llega poco a poco a todas las células de su cuerpo. Déjese abrumar por una sensación de seguridad y protección. Finalmente, somase sus miedos y dudas. Al final de la meditación, tómese un tiempo para analizar sus impresiones. ¿Le invade una sensación de malestar? Esta piedra puede no ser adecuada para usted, así que pruebe la experiencia con otro cristal o mineral. ¿No ha conseguido nada? Entrar en comunión con una piedra no sucede en un día : se necesita paciencia antes de poder cosechar los primeros beneficios.

Algunas piedras esenciales para la meditación

El cristal de roca

Encarnación de la sabiduría y la serenidad, el cristal de roca – o cuarzo – tiende a armonizar la relación entre el cuerpo y la mente. Su capacidad para liberar las emociones negativas la convierte en un formidable apoyo contra la ansiedad y el estrés. Una verdadera navaja suiza de la meditación, que permite alcanzar más fácilmente el estado de conciencia plena y que puede utilizarse en todos los chakras.

La amatista

Esta variedad de cuarzo púrpura simboliza la humildad y la sabiduría. Es una piedra purificadora y calmante, capaz de estabilizar las energías del cuerpo. Al ampliar el campo de la conciencia, es también la piedra fuerte de la espiritualidad. La amatista también es muy apreciada en la meditación nocturna, favoreciendo un sueño de calidad.

La turmalina negra

Garantía de seguridad y protección, la turmalina negra se define como una piedra de arraigo. Al generar un capullo preservado de las influencias nocivas, permite controlar mejor controlar negativas. Consejo : si una sesión de meditación le lleva demasiado lejos, una turmalina negra colocada a sus pies le reconectará con la Tierra. Con un poco de experiencia y perseverancia, comprenderá cómo meditar con cristales y minerales puede multiplicar por diez los efectos de sus sesiones de meditación. Aprenderá a seleccionar las que más le beneficien, confiando en sus propios sentimientos. Pero una cosa es cierta : seguro que hay una piedra esperándole en algún lugar del camino hacia la felicidad.

Deja una respuesta