Piedra Jaspe dálmata - Virtudes de las piedras - Litoterapia - Reino Minerales
jaspe dálmata

Características de la piedra jaspe dálmata

  • Origen del nombre : Hace referencia a su aspecto moteado que recuerda a la raza de perro dálmata. A veces se le llama jaspe dálmata o jaspe lamparci.
  • Grupo de pertenencia : Cuarzo microcristalino.
  • Composición química : Dióxido de silicio.
  • Dureza : 6,5 a 7.
  • Sistema cristalino : Romboédrico.
  • Yacimiento(s) : Madagascar, Brasil, Sudáfrica, Estados Unidos.
  • Color(es) : De blanco a beige con pequeñas manchas negras.

Ver productos relacionados con Jaspe dálmata

La piedra jaspe dálmata, su historia, origen y composición, sus propiedades y virtudes en litoterapia

Historia de la piedra jaspe dálmata

El jaspe es una piedra muy conocida y utilizada por las civilizaciones antiguas, especialmente para fabricar armas afiladas y herramientas fuertes. Dicho esto, cabe señalar que el jaspe se presenta en casi todos los colores. En este caso, la piedra jaspe dálmata se reconoce por sus finas inclusiones negras.

Procedente de México, esta variedad de jaspe era especialmente apreciada por las civilizaciones latina, griega y egipcia, que le atribuían grandes poderes protectores. Así, esta piedra se ha utilizado durante mucho tiempo para hacer estatuillas y amuletos de protección para protegerse de las energías negativas, las enfermedades o los enemigos.

Según las tradiciones chamánicas, el jaspe dálmata es una piedra ideal para soltar las heridas emocionales del pasado y para facilitar el acceso a la renovación. En otras palabras, es una piedra que invita al cambio y a un nuevo comienzo.

A diferencia del jaspe tradicional, que se conoce desde la antigüedad, el jaspe dálmata se ha descubierto recientemente. Por lo tanto, no hay mitos ni leyendas asociados a esta piedra específica.

Sin embargo, el jaspe dálmata es cada vez más popular en el mundo de la litoterapia y la joyería. Y por una buena razón, esta piedra atípica le permite darse un aspecto original, al tiempo que aprovecha sus numerosas virtudes a nivel físico y mental.

Origen y composición de la piedra jaspe dálmata

La piedra jaspe dálmata se llama a veces “jaspe dálmata” o “jaspe lamparci”. Su nombre hace referencia a su aspecto moteado, que recuerda al pelaje de la raza canina dálmata. El nombre “jaspe” procede del latín “jaspidem”, que significa “piedra moteada”.

Desde el punto de vista químico, esta piedra está compuesta por más del 80% de dióxido de silicio y su sistema cristalino es romboédrico o trigonal. Su color blanco se explica por la presencia de granito, y sus inclusiones negras por anfíboles o turmalina negra. Originaria de México, esta roca sedimentaria de origen volcánico o sedimentario pertenece a la familia del cuarzo microcristalino.

En la escala de Mohs, la dureza del jaspe dálmata oscila entre 6,5 y 7. Su densidad es de 2,75. Es una piedra muy común que se encuentra en muchos yacimientos de todo el mundo. Los principales lugares de extracción se encuentran en Madagascar, Brasil, Sudáfrica y Estados Unidos.

Virtudes y propiedades de la piedra jaspe dálmata en litoterapia

Virtudes y propiedades de la piedra jaspe dálmata a nivel mental

A nivel mental, la piedra dálmata es conocida por facilitar la aceptación de los cambios en la vida, como una mudanza, un nuevo trabajo, una ruptura, una muerte, un nacimiento o una nueva relación. Ciertas etapas de la vida son a veces perturbadoras y el jaspe dálmata puede ser un excelente apoyo para superarlas con calma y serenidad.

El jaspe dálmata también puede ayudarle a reducir el estrés y la ansiedad en su vida diaria. Al alejar las energías negativas que le rodean, le ayuda a encontrar la sonrisa y la alegría de vivir necesarias para su desarrollo personal. Fomenta la creatividad, la espontaneidad y la expresión de los sentimientos más sinceros.

Esta piedra puede utilizarse para aumentar la capacidad de concentración y de pensamiento. Si tiene que tomar una decisión importante en su vida, llevar un jaspe dálmata puede ayudarle a tomar el camino correcto. Para ayudarle a tomar las decisiones correctas, promueve el aprendizaje, la visualización y la proyección de los objetivos futuros.

Virtudes y propiedades de la piedra jaspe dálmata a nivel físico

A nivel físico, el jaspe dálmata es ideal para ahuyentar los malos sueños y mejorar la calidad del sueño. Esta piedra tiene un efecto beneficioso para la piel y un efecto regulador de la circulación sanguínea. Así, favorece la eliminación de toxinas en el organismo.

Recomendado para los deportistas, el jaspe dálmata es un gran activo para aumentar la resistencia y reforzar el sistema inmunitario. Al mejorar su resistencia y sus nervios, le ayuda a hacer frente a todas las tensiones musculares y dolores articulares. El jaspe dálmata es una piedra excepcional para los huesos y los cartílagos.

Virtudes y propiedades de la piedra jaspe dálmata a nivel espiritual

Espiritualmente, la piedra jaspe dálmata suele asociarse con el chakra raíz, el primer chakra en la base de la columna vertebral. En litoterapia, se considera un regulador del Yin y el Yang, ya que es capaz de armonizar las energías físicas y espirituales. Además, el Yin y el Yang son un poderoso símbolo para fortalecer la mente ante nuevos proyectos.

Gracias a sus inclusiones de turmalina negra, el jaspe dálmata ofrece una gran protección contra las energías negativas. Los artistas y los jóvenes empresarios pueden utilizarlo para estimular su concentración, creatividad e imaginación, pero también para beneficiarse de su protección contra posibles peligros.

Desde el punto de vista astrológico, todos los signos pueden llevar jaspe dálmata. Sin embargo, los signos astrológicos más sensibles a las energías de esta piedra son Sagitario, Géminis y Libra.

Piedras y materiales que combinan perfectamente con la piedra jaspe dálmata

Las piedras son como los seres humanos. Algunos son compatibles, otros mucho menos. Por eso hay que combinarlos de forma inteligente. Por ejemplo, el jaspe dálmata es ideal para utilizarlo con piedras que actúan sobre el chakra de la raíz, como el granate, el jaspe brechado, el ónix o la turmalina negra. Llevadas juntas, estas piedras refuerzan el equilibrio del chakra raíz y favorecen el arraigo a la Tierra.

Sin sus inclusiones de turmalina negra, la piedra jaspe dálmata es blanco. Así, puede asociarse con piedras que trabajan sobre el chakra frontal como la aventurina azul, el cristal de roca, el lapislázuli, la apatita o la amatista.

En cuanto a los materiales, el jaspe dálmata combina muy bien con el oro blanco, el oro amarillo, el oro blanco, el oro rosa, el acero, la plata y el bronce. Todos los materiales son ideales para crear elegantes joyas con esta piedra única.

¿Cómo mantener y conservar la piedra de jaspe dálmata?

Con el tiempo y el uso, los minerales pierden su buena energía. Por ello, para preservar su brillo y poder, es necesario pensar en purificarlos y recargarlos regularmente. Para recargar una piedra jaspe dálmata, puede sumergirla durante unas horas en un recipiente con agua de manantial o agua destilada sin sal. La purificación también puede realizarse mediante el uso de tierra o incienso.

Para recargarlo, basta con exponerlo a la luz del sol o de la luna durante unas horas. Puede colocar su joya sobre un cúmulo de cuarzo o en una geoda de amatista para optimizar el ritual de recarga. Con estos consejos de mantenimiento, su piedra conservará su brillo natural y su potencia original durante muchos años.

Simbología de la piedra jaspe dálmata

  • Desconocida

 

Tradiciones de la piedra jaspe dálmata

  • Civilizaciones latina, griega y egipcia : amuletos y estatuillas protectoras.