fbpx

Piedra Sugilita

piedra sugilita

Características de la Piedra Sugilita

  • Origen del nombre : Derivado del nombre Sugi Kenichi (1901-1948), quien lo describió por primera vez en 1944.
  • Composición química : Silicato complejo de potasio y litio con hierro, manganeso y aluminio, KNa2Li3(Fe, Mn, Al)2Sil2O30.
  • Dureza : Entre 6,5 y 7
  • Sistema cristalino : Hexagonal
  • Yacimientos : Sudáfrica, Japón.
  • Color(es) : Violeta púrpura, violeta claro, con posibles manchas blancas y negras.

Ver productos asociados con la piedra sugilita

La piedra sugilita, su historia, su origen y su composición, sus propiedades y sus virtudes en litoterapia

La historia de la piedra sugilita

Este mineral tiene una historia reciente, ya que sólo fue descubierto en el siglo XX. La piedra sugilita debe su nombre a Sugi Kenichi (1901-1948) quien la describió por primera vez en 1944. Este geólogo y petrolero japonés lo identificó en una intrusión de ærina y sienita localizada en la isla Iwagi cerca de Kyoto, Japón. Sin embargo, la tierra del sol naciente no es la única con yacimientos. También se han recogido especímenes en Sudáfrica (Provincia del Cabo), en Australia (Nueva Gales del Sur), en Canadá (Mont Saint-Hilaire, Quebec), en India (Madhya Pradesh) y en Italia (Liguria y Toscana).

Así, aunque la IMA (Asociación Mineralógica Internacional) lo ha registrado con el nombre de sugilit, este mineral lleva muchos otros en todo el mundo. De hecho, los yacimientos descubiertos en la mina de Wessels (cerca de Kuruma, en el noroeste de Sudáfrica) se denominan Wesselita. En la región de Hotazel, también en Sudáfrica, es nombrada Royal Azel. Por último, debido a su color, este mineral también se llama Lavulita.

Origen y composición de la piedra sugilita

Presente en diferentes continentes, pero relativamente raro, se encuentra en las rocas alcalinas y en las minas de manganeso. Además, aunque es principalmente en forma masiva, la piedra sugilita es más bien explotada en el cristal, por pequeños elementos. La fórmula química de este mineral es KNa2(Fe,Mn,Al)2Li3Si12O30. En otras palabras, está compuesto de silicato de hierro, sodio, potasio y litio. Tiene una dureza de entre 5,5 y 6,5 en la escala de Mohs y una densidad de entre 2,75 y 2,80. Finalmente, este mineral tiene un sistema de cristales hexagonales. Su gama cromática va desde el rosa pálido al púrpura.

Traslúcido u opaco, también puede ser púrpura, lavanda, amarillento, verdoso o marrón. Es la combinación con minerales como crocidolitas, inosilicatos, pectolitas, cuarzo y riebeckite, entre otros, lo que causa estas variaciones de color. La sugilita se utiliza principalmente con fines ornamentales, para decorar joyas, para componer objetos de arte de cristal y con fines terapéuticos en litoterapia, para aliviar el cuerpo y el alma.

Virtudes y propiedades de la piedra sugilita en litoterapia

Las virtudes y propiedades de la piedra sugilita en el plano mental

Como la moldavita, este poderoso mineral permite conectarse a las vibraciones de la tierra y abrir la conciencia de uno mismo. Por lo tanto, es particularmente eficaz en las terapias energéticas y para beneficiarse de todas las fuerzas de la luz. Perfecto para una búsqueda espiritual exitosa, también fomenta el florecimiento de los dones psíquicos latentes de la canalización (como el 3er ojo), porque transmite amor y sabiduría en todos los chakras. Conectado al rayo violeta de transformación y transmutación de energías, este mineral también está conectado al rayo rosa de amor propio y a la envoltura de su cuerpo. Quien lo usa recibe entonces gentileza y ternura. Ligado al rayo azul, su usuario también se beneficia de los cinco rayos galácticos sagrados. La sugilita actúa contra la ansiedad, el miedo, la ira, la decepción, los celos, el estrés y las dificultades en las relaciones en general.

Llevarlo entonces le permite liberarse de las energías negativas y crear una oleada de vida para sentirse mejor. También ayuda a superar la timidez y a reducir los temores y perturbaciones de la sexualidad, como las fantasías obsesivas y los placeres perversos, la frigidez, los desórdenes sexuales, la insensibilidad o el miedo al acto en sí. Así, este mineral conduce a la paz mental a través de la canalización de los estados de ánimo y a través del trabajo sobre la mente. Este liberador espiritual abre efectivamente el camino de la conciencia y facilita la meditación. La piedra sugilita entonces da la habilidad de reconectarse con el yo superior y dar la bienvenida al amor y la sensatez. Durante el proceso de mejora, las imágenes traumáticas pueden reaparecer antes de dar paso a una sensación de alivio y bienestar. Finalmente, su energía, cuando está en contacto con el chakra sagrado, calma al adulto herido y ayuda a aliviar su niño interior.

Las virtudes y propiedades de la piedra sugilita en el plano físico

Adorada por la Nueva Era (New Age), la piedra sugilita es apodada la “piedra del curandero”. A nivel físico, fortalece, en primer lugar, todo el sistema inmunológico. Así, perfecto para luchar contra las dolencias cotidianas, facilita la curación y es particularmente eficaz contra el dolor, especialmente en la cabeza. También reduce los problemas genitourinarios, hormonales, linfáticos, renales y sanguíneos. Además, este mineral ayuda en el manejo de los trastornos nerviosos reduciendo los sentimientos de desesperanza, miedo o tristeza. En particular, alivia a las personas con trastornos al permitirles reenfocarse en ver la vida como algo positivo. Por último, la sugilita protege contra las ondas y vibraciones dañinas, así como contra la contaminación.

Para trabajar en los trastornos del apetito y los problemas de sobrepeso, se recomienda combinar este mineral con una piedra de anclaje (marrón, negra o roja). Añadiendo un mineral de anclaje rosa o verde colocado en el chakra del corazón, el tratamiento de la sugilita será entonces muy poderoso. Purificando, este mineral actúa tanto en los dolores del alma como en los males del cuerpo, aportando luz, protección, consuelo y coraje. Además del seguimiento terapéutico, esta piedra tiene la capacidad de ayudar a combatir los trastornos crónicos. La piedra sugilita se lleva como colgante para intervenir en lo mental y físico tocando los chakras y abriendo el tercer ojo. Sin embargo, como un pequeño cristal ya posee un gran poder, deslizar la joya en su bolsillo puede ser suficiente. Para cosechar todos los beneficios de este raro mineral, aquellos que lo usan deben concentrarse en su camino. Su uso debe ir acompañado de un trabajo espiritual centrado en el perdón y el apaciguamiento. Sólo esta asociación permitirá superar la dificultad.

La simbología de la piedra sugilita

  • Conciencia holística

Las tradiciones de la piedra sugilita

  • Nueva Era (New Age) : Danza cósmica, energía psíquica