fbpx

Piedra Ojo de Buey

piedra ojo de buey

Características de la piedra ojo de buey

  • Grupo de origen : Cuarcitas
  • Composición química : Dióxido de silicio, SiO2
  • Sistema cristalino : Romboédrico
  • Dureza : 7
  • Yacimientos : Australia, Birmania, Brasil, China, Estados Unidos, India, Namibia, Sudáfrica.
  • Color(es) : Marrón, rojo.

Ver productos relacionados con ojo de buey

La piedra ojo de buey, su historia, su origen y su composición, sus propiedades y sus virtudes en litoterapia

La historia de la piedra ojo de buey

La piedra ojo de buey, también llamada ojo de toro, recibe su nombre por su particular brillo. Ya presente en la antigüedad griega, recordaba a los que lo veían la mirada del Minotauro. Esta conexión con el hijo de Minos encerrado en el laberinto de Dédalo confiere, en Occidente, al ojo de buey propiedades relacionadas con la potencia física, la impetuosidad, la bestialidad y una cierta ferocidad. Muchos legionarios romanos se lo llevaron a la batalla como talismán. En las creencias amerindias, el ojo de buey se usa por otras razones. Los nativos americanos le prestan virtudes relacionadas con la abundancia en el comercio. Los chamanes indios los ponen como colgantes para comunicarse con los mundos paralelos que nos rodean. También se dice que la piedra es la última esperanza en situaciones desesperadas.

Todavía al otro lado del Atlántico, a la piedra ojo de buey también se le atribuyen virtudes terapéuticas. Alarga la esperanza de vida, fortalece el cuerpo y el corazón, combate las dificultades respiratorias, alivia los dolores de garganta y la irritación de los tejidos. Por último, en el Extremo Oriente, se utiliza en varias culturas por sus virtudes relacionadas con la fuerza mental, y se usa para combatir los hechizos malignos. Tiene la reputación de ser extremadamente eficaz en esta función. Hoy en día, la piedra ojo de buey está muy presente en la joyería. Es una piedra fina común y abundante cuya solidez hace que sea fácil de colocar. Se puede utilizar para engastar cualquier tipo de joya : anillo, pendiente, brazalete, broche, colgante…

Origen y composición de la piedra ojo de buey

Dominado por una tabla de color rojo y marrón, su apariencia visual está cerca de un verdadero ojo de buey o de un ojo de toro. Esta piedra es en realidad una variedad particular del ojo de tigre. La piedra ojo de buey viene de una roca llamada metamórfica. Formado a partir de una capa de roca sedimentaria que se remonta al Devónico, su metamorfosis tuvo lugar bajo el efecto de la presión y temperatura extremas del subsuelo (una temperatura más alta que la del ojo de tigre, de ahí la diferencia de tonalidad).

Es una piedra fibrosa fina que pertenece al orden de las cuarcitas y, más precisamente, al cuarzo microcristalino. Este cristal romboédrico tiene una dureza de 7 en la escala de Moth y una densidad entre 2,58 y 2,66. Las fibras que forman el ojo de buey hacen que cada piedra sea única. Su brillo y resplandor dependen de su depósito. Abundante, la piedra ojo de buey se encuentra en todos los continentes. Sus principales lugares de extracción se encuentran en Australia, Birmania, Brasil, China, Estados Unidos, India, Namibia, Sudáfrica y Sri Lanka.

Virtudes y propiedades de la piedra ojo de buey en litoterapia

Las virtudes y propiedades de la piedra ojo de buey en el plano psicológico

Esta fina piedra es muy apreciada en la litoterapia por sus diferentes virtudes. La piedra ojo de buey está relacionada con el Chakra Raíz. De hecho, ella es la que tiene la mejor conexión con este. Asociada a su color marrón, la piedra permite arraigar su energía a la Tierra y desarrollar sus raíces. La piedra fina también es considerada como un espejo contra las energías negativas. Demuestra ser un escudo efectivo para enviar a los malhechores de vuelta a sus propios malos hechizos. Incluso serán llevados, por la fuerza de la piedra, a ser conscientes de la oscuridad de sus acciones. Para un efecto máximo, combina el blanco con la turmalina negra. El poder del espejo de la piedra se multiplicará por diez. Si sufre de problemas de sueño, falta de energía y motivación, es muy probable que quede atrapado en un círculo vicioso. La falta de motivación lleva a la falta de actividad, a la insatisfacción y, por lo tanto, a la dificultad para dormir. Bajo los auspicios del ojo de buey, recuperará su energía desde el momento en que se despierte y durante todo el día. Como el toro, el portador de la piedra está lleno de valor. Tiene una fuerza interior grande y verdadera. Como el buey, el portador puede aguantar los golpes y soportar el esfuerzo a largo plazo. El Chakra Raíz, estimulado por el ojo de buey, enciende la llama interior de todos y nos anima a dejar que el éxito llene nuestras vidas. La piedra desarrolla el instinto de supervivencia y la fuerza física. Estimula al portador y le anima a realizar trabajos manuales o deportes. Si lo llevas puesto, engarzado en un colgante, enhebrado en un brazalete o simplemente enrollado, sentirá una fuerza desconocida en su cuerpo apoyándole en su vida diaria. Con el ojo de buey, el agotamiento desaparece. Después de cada actividad agotadora, sentirá una verdadera sensación de bienestar. Esto último, al recompensarle por una práctica difícil, se convertirá en un estímulo y aliento, producido por la piedra, para continuar en este círculo virtuoso.

La piedra amplifica, por último pero no menos importante, el poder de decisión. Fue esta virtud la que los amerindios percibieron cuando dijeron que la piedra traía abundancia y éxito comercial. La fuerza moral, el carácter y la convicción, reforzados por el ojo de buey, le permiten dirigir la danza de su propia existencia. Tendrás éxito en lo que emprendas, y luego conocerás la abundancia en tu vida profesional. ¡No más ser pisado! El portador de un ojo de buey se siente más seguro cuando tiene que hablar. Se vuelve más asertivo y por lo tanto más interesante para los demás. Convencer a alguien de los méritos de una idea o proyecto se convierte en un juego de niños al llevar un ojo de buey. Y si el fracaso aparece, es más fácil mantener el ánimo. El ojo de buey nos ayuda a soportar mejor los golpes, aumentando nuestros recursos, haciéndonos más afines a nosotros mismos. Aporta una determinación constante y ayuda a combatir los prejuicios psicológicos, como los sentimientos de incapacidad. Las críticas y los juicios tendrán menos impacto en la persona guiada por esta piedra. Con un ojo de buey, las cosas cambian en su vida diaria. Recuperará su confianza en usted mismo y su paz interior. Finalmente encontrará su propia fuerza dentro de usted mismo. Con los pies firmemente plantados en el suelo, a través de su Chakra Raíz, tomará el camino del éxito con determinación.

Las virtudes y propiedades de la piedra ojo de buey en el plano físico

Las virtudes físicas del piedra ojo de buey son numerosas y reconocidas en litoterapia. La piedra fortalece los miembros para hacerlos más resistentes a las lesiones cotidianas. Si quiere hacer deporte, el ojo de buey mejorará su rendimiento. Aunque no es un sustituto de un calentamiento completo al principio de una sesión deportiva, sí lo hace más efectivo. Por esta razón el blanco es el aliado de los deportistas. La piedra ojo de buey actúa en el corazón, regula el sistema circulatorio, e irriga mejor sus músculos con sangre. En general, la piedra es una fuente de vitalidad y dinamismo desde el momento en que se despierta. Mejora su ritmo de vida y le ayuda a desarrollar buenos hábitos. Aporta flexibilidad a las articulaciones y aumenta el calor corporal. En virtud de su poder protector, el ojo de buey es también un aliado para tu espalda. Alivia el dolor de la espalda baja, así como el dolor en la columna vertebral. Además, le ayudará a adoptar los gestos y posturas correctos para mejorar su postura.

El dolor de espalda es a menudo el resultado de malos hábitos : cuanto más dolor tiene, peor se sostiene y cuanto más se queda quieto, más dolor vuelve a sufrir. Este es un círculo vicioso. En litoterapia, el uso diario de un ojo de buey ayuda a romper este bucle al comenzar a moverse poco a poco para ahuyentar el dolor. La piedra no reemplaza un masaje fisioterapéutico, pero lo fortalece y lo apoya. Al reaprender los gestos y hábitos correctos a su propio ritmo, acompañado de la fuerza intrínseca del blanco, superará su dolor de espalda. Sin embargo, si persisten, es importante que consulte a su médico para obtener asesoramiento profesional sobre el estado de su espalda baja o su columna vertebral. Finalmente, el ojo de buey es su aliado en la lucha contra el estrés. Le protege de sus ansiedades y reduce la acidez gástrica para un mejor confort en situaciones de tensión. Los signos astrológicos correspondientes a la piedra ojo de buey son : Géminis, Leo y Virgo.

La simbología de la piedra ojo de buey

  • La piedra ojo de buey simboliza el escudo protector.
  • Representa la afirmación de su fe en los valores.

Las tradiciones de la piedra ojo de buey

  • La piedra ojo de buey protege contra serpientes, vampiros, hechizos y otros símbolos con fuerte energía negativa.
  • Pertenece al mundo mineral.

Productos relacionados :