Recargar la Labradorita - Litoterapia - LitoSfera
recargar la labradorita

La labradorita es la piedra preferida por los franceses, según varias encuestas realizadas en grupos de Facebook de litoterapia. Además de su caleidoscopio de colores metálicos, la propiedad protectora de la labradorita la convierte en una excelente piedra para el día a día. Para que actúe de forma óptima, es imprescindible purificarla y devolverle toda su energía. ¿Qué hay que hacer para recargar una Labradorita?

¿Cómo se recarga una labradorita?

La labradorita, piedra poderosa por excelencia, se agota con el uso. He aquí tres métodos infalibles para recargar esta piedra.

La luz del sol o de la luna

Recargar una Labradorita a la luz del sol es el método más fácil y eficaz. El tiempo de recarga dependerá del clima. En cuanto a la luna, sólo refleja la luz del sol. La luz que difunde es, por tanto, más suave, y se adapta perfectamente a las piedras que han sido muy dañadas por la luz solar. La luna llena es el mejor momento para una recarga rápida y eficaz. La luz de la luna es adecuada para recargar Labradoritas con reflejos verdes o azules. En cuanto a la variedad con reflejos negros y dorados, se recomienda el método de la luz solar.

La geoda de amatista

La geoda o drusa amatista es un mineral conocido por sus grandes poderes. Gracias a sus virtudes purificadoras, puede recargar cualquier piedra, incluida la labradorita. ¡Cuidado! Su eficacia radica exclusivamente en las piedras que influyen en el chakra coronal. La geoda de cuarzo está indicada para las otras gemas. Para recargar la labradorita, solamente hay que colocarla sobre la alfombra de cristal púrpura. A continuación, déjela reposar durante 24 horas. Si tiene las dos partes de la amatista, coloque la piedra entre las dos piezas para que sea más eficaz. Colocada a la luz de la luna o del sol, la labradorita engullirá más energía.

La geometría sagrada

La geometría sagrada reúne todas las formas creadas por la Divinidad para dar armonía a nuestro universo. Está omnipresente en nuestra vida cotidiana. Con un nivel de vibración muy alto, los símbolos revitalizan todo lo que tocan. Sólo hay que poner el mineral sobre un símbolo durante toda una noche para beber la energía de la geometría sagrada.

¿Cómo purificar una labradorita?

Como verdadero imán para las emociones, la labradorita debe deshacerse de toda la energía almacenada antes de recargarse. Existen diferentes métodos para purificar la piedra cargada negativamente. El primer método consiste en depositar la labradorita bajo el agua del grifo u otra fuente de agua que no esté estancada durante unos segundos. Colócala en un vaso de agua clara durante la noche. Lo ideal es utilizar agua desmineralizada como la de la plancha, por ejemplo. Para ello, se recomienda utilizar agua natural para evitar el deterioro de los cristales. ¡Cuidado! La labradorita no tolera la sal.

La labradorita también se purifica en contacto con la tierra. Para aliviarla de las malas vibraciones, enterrarla en una tierra positiva durante al menos 24 horas es otra alternativa. El tiempo de purificación varía según el tiempo de exposición a las malas energías. ¿Con qué frecuencia se debe purificar y recargar una Labradorita? Esta piedra es una verdadera esponja emocional y se cansa rápidamente en comparación con otros minerales. Así que recuerda limpiarla semanalmente y recargarla de 2 a 3 veces.

Los secretos de la labradorita

La labradorita es la piedra protectora por excelencia, en el ámbito de la litoterapia. Es muy solicitada por los practicantes que están en contacto diario con personas energéticamente inestables y llenas de malas energías. Actúa como un escudo energético, una barrera protectora que impide que les afecte el malestar de los demás. Además de ser una piedra protectora, la labradorita ayuda a superar el estrés. La labradorita dorada proporciona descanso mental. También desarrolla la agudeza y la intuición. Con virtudes regeneradoras, esta joya es perfecta para acompañar a los profesionales de la medicina, los médicos y los terapeutas. También es la piedra de los artistas, ya que fomenta la creatividad y desarrolla la inspiración.

La labradorita reduce la fatiga física. Para disfrutar de todos sus beneficios, tómala en tus manos y concéntrase en la energía positiva de la piedra. Para calmar los dolores de cabeza, pase la piedra sobre la parte dolorosa. La labradorita también actúa sobre la digestión y los trastornos de la visión y hormonales. Solamente hay que frotar la piedra, manipularla o golpearla para que su energía actúe. La labradorita es una piedra sencilla de utilizar. Puede llevarse como joya (colgante, collar, pulsera…). Expuesto en una habitación, también puede servir de adorno mientras difunde toda su energía. Es perfecto para utilizarlo en las salas de espera o en las oficinas, dejando que los pacientes se beneficien de su energía positiva. Sin embargo, debe purificarse y recargarse diariamente.

Productos relacionados :

Deja una respuesta