¿Qué piedras usar para la confianza en uno mismo? - Litoterapia - LitoSfera
confianza en uno mismo

La falta de confianza en uno mismo es una dolencia que afecta a un gran número de personas de todas las generaciones y clases sociales y se convierte en un obstáculo para una vida plena. Todo el mundo puede sentir este malestar, ya sea de forma puntual o regular. Provoca un bloqueo en nosotros, que nos impide actuar. Esta falta de confianza provoca pensamientos negativos y nos lleva a desvalorizarnos. Estas dudas complican diferentes áreas de nuestra vida, tanto profesional como personal.
Por eso es importante determinar la causa para intentar mejorar la autoestima.

Comprender la falta de confianza en uno mismo

La falta de confianza en uno mismo se traduce en una sensación de encierro. Es la sensación de no poder ser uno mismo en la sociedad. Una persona que sufre de falta de confianza en sí misma tendrá dificultades para tomar decisiones. Asimismo, temen el juicio de los demás, lo que les impedirá prosperar en la sociedad. Por ello, son muy sensibles a las críticas y se vuelven hipersensibles. La dificultad radica en que las personas que sufren de falta de confianza en sí mismas no expresan lo que sienten y tratan por todos los medios de contener su estrés en lo más profundo de su ser. Por lo tanto, es difícil ayudarles. Esto llevará al aislamiento y a la sensación de no ser querido. Estas son las 4 causas principales de la falta de confianza.

El miedo a las críticas

El individuo que siente este miedo es incapaz de actuar con normalidad en la sociedad porque está constantemente sometido al escrutinio de los demás. Le preocupan sus opiniones y por eso no se atreve a actuar. Preocuparse demasiado por lo que piensan los demás es una actitud muy negativa, especialmente en el ámbito profesional. El juicio de los demás altera totalmente los propios juicios del individuo y tiende a abrumarlo.

El sentimiento de inferioridad

Las causas de un sentimiento de inferioridad se remontan generalmente a la infancia. El individuo ha sido ignorado, herido o humillado la mayoría de las veces por una figura parental, lo que le ha llevado a sentirse inseguro y a desarrollar una percepción negativa de sí mismo, impidiéndole emanciparse plenamente como niño.

El perfeccionismo

Es la voluntad del individuo de ser perfecto. Esto puede ser un verdadero obstáculo para la vida diaria porque lleva al individuo a tener expectativas poco realistas. Al querer conseguir siempre todo a la perfección, el individuo tiene más probabilidades de decepcionarse y empieza a desvalorizarse.

La culpa

Si es puntual, el sentimiento de culpa es algo bueno. Permite a los individuos entender que sus acciones han roto las reglas. Sin embargo, si se asienta permanentemente puede convertirse en un problema. La religión o la educación de un individuo pueden hacer que tenga este sentimiento de culpa que le impide ser feliz y refuerza su falta de confianza. Los traumas violentos (agresiones físicas, acoso profesional…) también pueden provocar una falta de confianza en uno mismo, así como las imágenes transmitidas por nuestra sociedad, que nos influyen y a veces nos dan la impresión de ser poco complacientes.

¿Cómo recuperar una buena autoestima?

Para recuperar la confianza en uno mismo, es imprescindible trabajar sobre uno mismo para identificar qué elementos del pasado pueden haber causado esa falta de confianza. Si sufre la mirada de los demás, aprenda a no evitarla cuando esté manteniendo una conversación. Intenta convertir sus miedos en energía positiva, oblígese a acercarse a los demás y a entablar conversaciones. Si la falta de confianza en uno mismo es el resultado de un trauma o de un sentimiento de inferioridad, no deba dudar en consultar a un psicoterapeuta que le enseñe a superar estos acontecimientos traumáticos. Entonces aprenda a valorarte a usted mismo. Identifique las diferentes cosas que ha conseguido en su vida : graduación, ascenso, vida familiar… y aprovecha estos éxitos para avanzar. Aprenda por fin a decir “no” y a hacerse valer en la sociedad. Puede dar su opinión aunque vaya en contra de la de los demás. Poco a poco, aprenderá a sentirse seguro de usted mismo.

Utilizar el mineral para mejorar la autoestima

Los minerales también son una buena solución para recuperar la confianza en uno mismo. Promueven la comprensión de nuestro funcionamiento interno y nos permiten desarrollar nuestra espiritualidad. Aprenda a confiar en usted mismo llevando estas 4 piedras.

La piedra de sol

La piedra de sol debe su nombre a su hermoso y cálido color naranja. A nivel psicológico es un símbolo de poder y armonía. Llevar una joya de piedras solares le llenará de felicidad durante el día. Es una fuente de luz y vida cuyas buenas vibraciones le animan a tender la mano a los demás. Tiene fama de disipar la melancolía y el miedo y le ayudará a recuperar la confianza.

La sodalita

La sodalita recibe su nombre del sodio, el principal mineral que la compone. Suele ser de color azul. Es un símbolo de comprensión de uno mismo y del mundo. Promueve la comprensión. Se utiliza mucho para desarrollar la lógica. También es una piedra que promueve la empatía y, por tanto, ayuda a dinamizar las relaciones sociales. Esta piedra viene a calmar los problemas que se sienten en tu interior y, por tanto, te permite enfrentarte al mundo con más facilidad.

El ágata

El árbol de ágata le permite llenarse de espiritualidad. Esta piedra verde y blanca es un símbolo de serenidad. Actúa contra el estrés y reduce los miedos. También tiene fama de templar la mente y fomentar la sabiduría. Le permite sentirse en armonía con usted mismo. Incluso atraería la suerte y el éxito.

La rodonita

El origen de la rodonita proviene de la palabra griega “rhodon”, que significa “rosa”, el color principal del que está compuesta. La rodonita es útil para recuperar la confianza en uno mismo porque aporta valor y perseverancia. También ayuda a liberarse de las heridas del pasado. Finalmente se trata de actuar para reducir los miedos y el estrés.

Productos relacionados :

Deja una respuesta