¿Cómo recargar la amatista? - Reino Minerales
Cómo recargar la amatista

La amatista debe recargarse después de unos meses de uso, para que siga irradiando sus virtudes. Los poderes y las propiedades de esta piedra disminuyen a medida que es absorbida por su dueño. Almacenadas por la amatista, las malas ondas procedentes de sus lugares de vida y de su cuerpo deben ser descargadas para dejar espacio a las nuevas energías.

¿Hay que limpiar la amatista?

La limpieza natural es esencial antes de recargar la amatista. La razón es que la purificación obtenida originalmente por el agua, el sol y la luna sólo puede ser óptima después de haber liberado las otras energías inútiles y devastadoras.

Limpieza con agua

Gracias a esta técnica de limpieza, las citadas ondas se evaporan al contacto con la pureza del agua. Hay tres opciones en función de la situación :

  • El agua de manantial es ideal porque contiene energía neutra y auténtica. Además, el agua estancada tiende a ralentizar la depuración ;
  • Como ésta es difícil de encontrar, el agua desmineralizada representa un buen compromiso, debido a su accesibilidad ;
  • El agua salada también funciona en ausencia de estas primeras alternativas.

Para esta acción es preferible un entorno oscuro. Independientemente del método utilizado, una vez usada, esta agua debe ser desechada. Como último paso, intente limpiar la piedra. Deje pasar un mínimo de 3 horas para purificar la amatista.

Limpieza con humo de incienso

La ventaja de este sistema es que puede llevarse a cabo de forma regular. Solamente tiene que quemar un cono de incienso para obtener humo. Las malas vibraciones se van con él, ya que la piedra está rozada. Además, esta práctica ha demostrado su eficacia durante años. Siempre se ha utilizado para purificar las casas, los objetos y los muebles. Además de limpiar su piedra, el incienso deja una onza de plenitud en su mente. La fusión de estos dos elementos amplifica las acciones de la amatista a nivel físico y emocional cuando la lleva.

Limpieza con tierra

La tierra absorbe toda la negatividad de la piedra. Esta técnica es la más eficaz, porque es más probable que atraiga la máxima cantidad de ondas dañinas. Para ello es necesario un agujero de unos 10 cm. La amatista puede estar enterrada allí hasta tres semanas como máximo. La duración de la purificación depende de la intensidad de estas fuerzas naturales que hay que eliminar. En circunstancias menos alarmantes, puede hacerse en 24 o 48 horas.

Limpieza con el cuenco tibetano

Al ser capaz de limpiar la amatista, el cuenco tibetano tiene las mismas propiedades purificadoras que el método anterior. Sin embargo, es más prudente proteger la piedra con un paño durante el ritual. Hay que hacer vibrar el cuenco con un mazo para provocar las virtudes de este objeto. Por desgracia, los golpes asociados podrían romper la amatista.

¿Qué métodos hay que utilizar para recargar la amatista?

Esta piedra de litoterapia es compatible con tres tipos de fuentes. La luz de la luna le da la energía que necesita para una noche. No es probable que el color de la amatista se altere de este modo. Lo que no ocurre con la luz del sol. La geoda del mismo material y el racimo de cuarzo también pueden utilizarse para obtener este resultado. Son más eficaces cuando se combinan con la luz de la luna. También se utilizan otros métodos menos comunes, como la geometría sagrada.

Las virtudes de la amatista en todas sus formas

Recargar la amatista permite volver a disfrutar de todas sus virtudes. Además de ser un elemento clave en la litoterapia, esta piedra es una materia prima inestimable para los joyeros. Pulseras, collares, pendientes y colgantes abundan en el mercado. Todos estos accesorios se diferencian entre sí por el color de la piedra, además de las especificidades de cada modelo propuesto por los diseñadores. Varía del más claro al más oscuro para todas las variedades, desde la amatista rosa francesa hasta la amatista platino. Algunas personas optan por la forma pulida para poder llevarla siempre consigo.

Alivia dolencias físicas comunes como los dolores de cabeza, pero también afecciones más graves, en este caso las relacionadas con la piel. Actúa como analgésico para los músculos y las articulaciones. Además, esta piedra tiene la ventaja de fortalecer los huesos. La litoterapia con amatista también está demostrando ser una solución eficaz para tratar los trastornos respiratorios y equilibrar la presión arterial.

En cuanto a las virtudes espirituales y psíquicas, la piedra actúa contra los trastornos nerviosos y los estados de estrés. Su casa está protegida del mal gracias a la presencia de este material en todas las entradas. La sensación de bienestar que sienten los propietarios mejora su sueño y los aleja de las pesadillas.

Productos relacionados :

Deja una respuesta