Categories:

Guijarro Turmalina negra

17.0 
Categories:

Guijarro Shungita

15.0 
Categories:

Guijarro Obsidiana negra

15.0 
Has consultado 20 de 1017 productos.
trustpilot
fabrication-espagnol

En el imaginario colectivo occidental, el negro se asocia a menudo con el miedo, la infelicidad y la pena. Eso sin contar que también representa la elegancia, la sencillez y la sobriedad. El negro es un color riguroso, misterioso y fascinante. En la litoterapia, las rocas negras emiten potentes vibraciones y fascinan a los especialistas avezados.

Descripción de las piedras negras

Alta tasa de vibración

Las piedras negras tienen un alto índice de vibración y, por lo tanto, hay que manipularlas con moderación. Para utilizar sabiamente una piedra negra, es imprescindible apropiarse de ella y conocerla. También es fundamental reconocer los diferentes tipos de minerales negros para no confundirlos con los minerales oscuros.

Las piedras negras más conocidas

La obsidiana negra, la turmalina negra y el ónix, también conocido como ágata negra, son los minerales negros más comunes. La obsidiana negra es fácilmente reconocible como la roca volcánica negra más suave, lo que le da su brillo. La turmalina negra, en cambio, no es una piedra lisa. Se distingue fácilmente por sus estrías rectas y regulares. Por último, el ágata negra es una piedra algo irregular, pero sin estrías. Es frecuente encontrar manchas blancas o marrones.

Las piedras oscuras

Entre las piedras que son tan oscuras que se colocan junto a las piedras negras, podemos mencionar las más extendidas como la hematita, la shungita o el granate rojo. La hematita, con la que se fabrican muchas joyas, es un mineral de hierro de color gris-negro y brillo metálico. La shungita es una piedra de color gris-negro con un brillo plateado. El granate rojo es un mineral oscuro, muy oscuro, que a plena luz revela un color rojo flamígero.

La piedra de Arnave

Hay piedras negras tan poderosas que han dado forma a un mito. En el valle de Tarascón, la capilla de Saint-Paul d’Arnave domina el tranquilo pueblo del mismo nombre. La piedra negra de Arnave se conserva en un refugio cerca de la capilla. Combate el “alto mal” y se dice que proporciona un alivio milagroso, especialmente a las personas propensas a las crisis nerviosas. Esto es lo que le valió a la capilla de Saint-Paul d’Arnave para ser restaurada y seguir siendo un lugar de peregrinación, todavía frecuentado hoy en día.

Virtudes de las piedras negras en litoterapia

Características comunes de las piedras negras

La mayoría de los minerales negros revelan sus virtudes en los rituales de protección y purificación. Protegen nuestros hogares y nuestras almas alejando las ondas negativas y los espíritus dañinos. No obstante, cada tipo de roca negra tiene sus propias virtudes.

La obsidiana negra, protectora y liberadora

La obsidiana negra es un mineral fascinante, estéticamente agradable y cargado de energía. Esta piedra absolutamente hermosa ofrece un poderoso escudo protector contra las entidades negativas. Libera los choques emocionales y los traumas. Ayuda a abrirse al mundo espiritual.

La turmalina negra, protectora y purificadora

La turmalina negra es una poderosa piedra protectora que almacena la energía negativa. Es una piedra de anclaje que ayuda a mantener los pies en el suelo. Lucha contra las ondas negativas y electromagnéticas del mundo material. Purifica el cuerpo y la mente, y devuelve las influencias nocivas a la tierra.

El ágata negra, protectora y regeneradora

El ágata negra u ónix es una roca volcánica cristalizada. Es una piedra de equilibrio y apoyo que dispersa las energías negativas y aporta fuerza en los momentos difíciles. Aumenta la confianza en sí mismo y crea un clima de seguridad. No tiene rival a la hora de emitir una sensación de paz interior.

Las piedras negras y los signos astrológicos

Los signos astrológicos tienen colores dominantes que les corresponden. Las rocas negras son más propensas a asociarse con los signos de fuego. Pero su color limpio y atemporal, combinado con su poder, los convierte en minerales universales. También son los minerales más comunes del mundo.

La hematita para los nativos de Aries

Los Aries son personas creativas, generosas e impacientes. La hematita favorece la comunicación y la concentración. Será de gran ayuda para Aries para aportarles constancia y equilibrio. La hematita también es adecuada para los signos de Escorpio y Capricornio.

La turmalina negra para los nativos de Cáncer

Los nativos de Cáncer son seres sensibles, leales y susceptibles. La turmalina negra aumenta la claridad mental y la toma de decisiones. Beneficiará a Cáncer al inculcarle templanza y armonía. La turmalina también es ideal para los signos de Capricornio y Sagitario.

El ónix para los nativos de Leo

Leo representa el signo de fuego por excelencia, son orgullosos, de carácter fuerte, pero a veces se dejan llevar por la ira. El ágata negra desarrolla la calma y la plenitud. Permitirá a Leo seguir siendo dueño de sí mismo y dirigir mejor sus emociones. El ágata “ónix” también se recomienda para los signos de Capricornio, Sagitario y Escorpio.

La obsidiana negra para los nativos de Escorpio

Los Escorpio son personas valientes, audaces pero también exigentes e hipersensibles. La obsidiana negra canaliza la mala energía y nos hace conscientes de nuestro lado oscuro. Es una piedra apropiada para los Escorpio, aclara las visiones y disipa las tensiones. La obsidiana también revelará sus virtudes a los signos de Capricornio, Sagitario, Acuario y Cáncer.

La shungita para todos los signos del zodiaco

La piedra de shungita es una piedra interior que purifica el ambiente y regenera las almas. Absorbe las ondas eléctricas negativas y repele el mal. Reenfoca las energías y armoniza el entorno. Es apto para todos los signos del zodiaco, aunque está especialmente indicado para los signos de Capricornio y Escorpio.

Las piedras negras y los chakras

Chakra raíz o Muladhara

Las auténticas piedras negras, es decir, la obsidiana negra, la turmalina y el ágata trabajan principalmente en el chakra raíz. El primero de los siete chakras, está situado en la base de la columna vertebral y hace referencia a la noción de anclaje y arraigo a la tierra. Por lo tanto, este chakra tiene una influencia directa en nuestra vitalidad.

Conciencia del cuerpo y de la vida

El chakra raíz está en el origen mismo de nuestra encarnación física. La base de la vida, gestiona nuestra relación con el mundo material y nuestras necesidades primarias. Es en este chakra donde tomamos conciencia de nuestro vínculo telúrico. Equilibrada, nos aporta fuerza, dinamismo y seguridad. Alimentado en exceso, puede tener graves consecuencias en nuestra salud.

Impacto del chakra base en la salud

Cuidado con los que ponen demasiado énfasis en Muladhara. Hacer de este chakra nuestro principal punto de trabajo conduce a un desequilibrio en nuestro cuerpo físico. Esto puede manifestarse en una mala circulación, presión arterial alta, fatiga, etc. Con él, todo es cuestión de equilibrio, armonía y dosis.

Asociación con una piedra de color suave

Por esta razón, se recomienda no llevar una piedra negra consigo todo el tiempo. Es mejor utilizarlo en los días de duda, agotamiento o falta de confianza en uno mismo. También se puede combinar con un mineral más ligero, como el cuarzo rosa o el citrino. Este acoplamiento beneficioso aporta equilibrio entre los chakras inferiores y superiores, entre el cuerpo y la mente.

Mantenimiento de las piedras negras

La depuración es innecesaria

Como la mayoría de los cristales oscuros, los minerales negros tienen la capacidad de repeler la energía negativa. Son tan poderosos que cualquier purificación es inútil. Sin embargo, puede pasarlos bajo el incienso, antes de tomar posesión de ellos, para hacerlos suyos.

Programar es imposible

Saturadas de tonos oscuros, las rocas negras no son energéticamente neutras. Sus propiedades son intrínsecas y no necesitan ser desarrolladas. A diferencia de los minerales claros y translúcidos, como el cristal de roca, no tiene sentido utilizar un ritual de programación.

Recarga del sol o de la luna

Las piedras negras necesitan poca recarga. Sin embargo, cuando sienta una tasa de vibración más baja, puede ser necesaria la recarga. Lo ideal es hacerlo bajo la luz del sol o con una luna llena sin nubes. Recargarlas cada año suele ser suficiente para garantizar su buen funcionamiento. Sin embargo, cuanto mayor sea el peso de su piedra negra, más frecuentemente tendrá que recargarla.

Caso especial de las rocas gris-negras

La hematita y la shungita se purifican en agua destilada ligeramente salada. Se recargan al sol, preferiblemente sobre un cúmulo de cuarzo.
Como puede ver, las rocas negras son poderosas y protectoras aliadas de elección. Amelos como deben ser amados, con constancia y equilibrio. Acepta que lo material es una opción, no una necesidad en su vida terrenal.

Back to Top

Búsqueda de productos

El producto se ha añadido a su cesta